Menú Cerrar

La zanahoria en polvo como colorante alimentario y otras propiedades.

Cuando éramos niños siempre nos decían que comiéramos zanahoria para tener una buena vista. Se debe a la elevada cantidad de vitamina A que posee esta hortaliza y que necesita el nervio óptico del ojo para una correcta visión. Pero no es la única propiedad destacada que podemos encontrar en la zanahoria, ya que actualmente en la industria alimentaria se utiliza como ingrediente funcional por su poder colorante, contenido de fibra, hidratos de carbono de forma natural y otros fitonutrientes

La zanahoria en polvo como ingrediente funcional

La zanahoria (Daucus carota L.) es una planta hortícola de la familia Apiácea, cuya raíz napiforme es la parte que se consume tanto cruda como elaborada en guisos, cremas, zumos, deshidratados, dulces o en polvo. 

Es originaria del suroeste de Asia y Europa, y fue en la zona de Afganistán, sobre el año 3.000 antes de nuestra era, de donde se cree que surgieron las distintas variaciones morfológicas, siendo la subespecie Sativus la que se consume actualmente de manera generalizada a nivel mundial.

Es un cultivo que puede desarrollarse durante todo el año, prefiriendo temperaturas entre 16-21ºC para un óptimo desarrollo, en suelos con profundidad adecuada y textura franca, debido al desarrollo radicular de la hortaliza. 

En Irán es donde se han ido desarrollando las diferentes variedades a partir de la especie silvestre D. carota, entre ellas la más extendida Sativus, de tonalidad naranja. Sin embargo, existen otras variedades menos conocidas de distintos colores:

  • Variedad morada, la más antigua y originaria de Afganistán, de un color púrpura característico gracias a la presencia de antocianinas, ricas en antioxidantes.
  • Variedad amarilla, muy dulce y crujiente, con toques de perejil y apio. La raíz primaria no es fibrosa.
  • Variedad blanca, carece de pigmentos y su sabor es más suave que la variedad tradicional anaranjada.

Algunas de las propiedades de la zanahoria como ingrediente funcional son: 

  • Cantidades elevadas de vitamina A, y presencia de vitaminas C, E y del grupo B
  • Presencia de beta-caroteno en elevada concentración, carotenoide responsable del color naranja
  • Hidratos de carbono de forma natural, que le confieren el sabor dulce y agradable
  • Fuente de minerales como potasio y fósforo
  • Un aporte calórico muy bajo, de 34 kcal/100 gramos

Estas propiedades hacen de la zanahoria un ingrediente cuyos excedentes o food waste, pueden ser recuperados y reutilizados en la industria agroalimentaria para distintos fines, una vez revalorizado y convertido en polvo.

“La zanahoria es una de las hortalizas más consumidas a nivel mundial”

La zanahoria en polvo de Agrosingularity es de color naranja, con sabor y aroma característicos y en su composición destaca:

  • 16,8 % de fibra
  • 59,3 % de azúcares naturales propios de la hortaliza
  • 6,7 % de proteína
  • Minerales como potasio, fósforo y magnesio
  • Vitaminas A, C, E y grupo B
  • Compuestos de interés funcional como el beta-caroteno

Gracias a sus propiedades naturales, la zanahoria en polvo de Agrosingularity puede usarse en la industria alimentaria para múltiples usos que veremos a continuación

Aplicaciones de la zanahoria en polvo como colorante alimentario

La utilización de colorantes de origen vegetal en la industria alimentaria, en sustitución de aquellos de origen sintético, es una tendencia al alza y con un mercado incipiente, debido en gran parte a la concienciación de la población tanto en el consumo de productos naturales como en una alimentación saludable.

Debido a la presencia de beta-caroteno en la zanahoria en grandes cantidades, una de las aplicaciones más destacadas es su uso como colorante alimentario. Una vez procesada y obtenida la zanahoria en polvo, ésta puede añadirse a distintas formulaciones de novel food para aportar color. Algunos de los productos donde zanahoria en polvo se utiliza como colorante son:

  • Pasta en sus diferentes formatos
  • Zumos y bebidas saludables
  • Panificación, pastelería y otros dulces

Además, gracias a la presencia de hidratos de carbono y azúcares propios de la hortaliza, la zanahoria en polvo cumple también una función en la mejora de las características organolépticas de estos productos, siendo más apetecibles desde el punto de vista de olor y sabor, a la vez que saludables.

Otras aplicaciones de la zanahoria en polvo en la industria alimentaria

Los ingredientes en polvo a partir de frutas y hortalizas son cada vez más utilizados en la industria agroalimentaria, en aras de la sostenibilidad y el consumo de productos de origen vegetal.

Además de cómo colorante, la zanahoria en polvo puede utilizarse en otros fines:

  • Como mejorante en la industria de panificación, ya que la presencia de fibra en más de un 16% permite que la zanahoria en polvo, al añadirla a la masa, mejore la absorción de agua y alargue la vida útil del producto terminado.
  • Fortificante en el desarrollo de novel food, debido a su composición rica en vitaminas, minerales y otros compuestos bioactivos.
  • Nuevos desarrollos en la industria farmaceútica, gracias a las propiedades beneficiosas para la salud de sus compuestos fitoquímicos.

¿Sabías que…?

¿Fueron los holandeses quienes en el siglo XVI comenzaron a desarrollar mediante mejora vegetal la variedad naranja de zanahoria, para que coincidiese con el color de la Casa Real Holandesa de Orange?

Conclusiones

  • La zanahoria es un alimento rico en vitamina A, fibra y otros compuestos con interés funcional en la industria alimentaria.
  • Como colorante, la zanahoria en polvo puede utilizarse en el desarrollo de novel food, ayudando además a mejorar desde el punto de vista organoléptico, la calidad de los productos desarrollados.
  • Desde Agrosingularity recuperamos los excedentes de la producción de zanahoria y los transformamos en polvo para su uso en la industria alimentaria en distintas aplicaciones.

Referencias

[1] Surbhi et al., 2018. A review: food, chemical composition and utilization of carrot (Daucus carota L.) pomace. International Journal of Chemical Studies 6(3): 2921-2926.